Las uñas y el pelo siguen creciendo tras la muerte, ¿lo sabías? – Union Funeral

Las uñas y el pelo siguen creciendo tras la muerte, ¿lo sabías?

Cuando aprendemos sobre la muerte de un ser humano, lo primero que nos enseñan es que todas las acciones del organismo dejas de funcionar de manera repentina. El corazón se detiene, la sangre deja de circular, el oxígeno desaparece, el cerebro se apaga y todas las neuronas mueren. Simplemente todo pasa a un estado de pausa total. Sin embargo, existe la creencia que esto no es lo que ocurre con las uñas y el pelo después de la muerte.

Se trata de un fenómeno que no todas las personas conocen y que además es totalmente cierto. Bueno, al menos técnicamente. En realidad, se trata de un hecho que no se ha podido comprobar científicamente, pero que muchas personas han testificado tras la acción de desenterrar a un familiar. Difícil de creer ¿No lo crees? Por suerte, existen muchas maneras de explicar este fenómeno, y aquí lo hacemos de la manera más simple.

 El crecimiento del pelo y las uñas después de la muerte: ¿Mito o realidad?

Cuando se escucha a una persona decir que las uñas y el pelo continúan creciendo incluso después de fallecer, esto puede llevarnos a creer que se trata de una simple leyenda local o una creencia de ancianos. De hecho, para los observadores causales, se trata de una realidad. Porque es cierto que el pelo y las uñas, luego de unos cuantos días, se pueden ver más largos incluso después de una sepultura. Por lo tanto, no se puede decir que se trata completamente de un mito.

Lo que sucede después de la muerte

La creencia de que las uñas y el pelo continúan creciendo después de la muerte se puede tomar de la explicación de que no todas las células mueren al mismo tiempo. Al morir, el corazón deja de latir y el oxígeno detiene su camino al cerebro. Esto también detiene el suministro de glucosa, sin la cual las células nerviosas mueren en menos de 8 minutos.

En cuanto a las uñas, estas normalmente crecen gracias a una capa de tejido debajo de ellas, llamada matriz. Esta produce las células que se encargan de su crecimiento. Sin embargo, después de la muerte, estas dejan de producir glucosa, por lo que científicamente se detiene el crecimiento. Lo mismo ocurre con el pelo. Los folículos contienen matriz, que son células que se multiplican, aunque solo con un suministro de oxígeno constante. Como este se detiene después de la muerte, ya te imaginarás: también se detiene el crecimiento del pelo.

Por otro lado, las células cutáneas pueden permanecer vivas por durante otras 12 horas más. Sin embargo, estas no son capaces de generar queratina, la proteína que se encuentra en las uñas y el pelo. Por lo tanto, aunque existe un crecimiento mínimo del pelo y las uñas, este es tan pequeño que no se puede notar por el ojo humano. Sería un crecimiento de 0,3 mm para el pelo y 0,1 mm para las uñas.

Entonces ¿Por qué existe este mito?

Muy simple: en realidad, las uñas y el pelo no crecen. El cuerpo pasa por un proceso biológico de deshidratación o perdida de agua, uno de sus principales componentes. Esto provoca la retracción de la piel de sus lugares originales. Es decir, queda a la vista la parte del pelo y las uñas que anteriormente se encontraba cubiertos por piel. De hecho, cuando se prepara un cuerpo, muchos profesionales humectan los dedos y otras partes del cuerpo para retrasar el proceso.

Este proceso incluso puede ocurrir con la piel de la barbilla. Es por ello que en muchos casos también se puede observar una barba más prominente luego de la muerte. Por lo tanto, podemos concluir que el crecimiento de las uñas y el pelo después de la muerte es cierta, aunque no de la manera que creemos: estos no se siguen generando, sino que se vuelven más largos debido al encogimiento de la piel.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad